“Primero la lengua” o “De cosas sensibles, sensitivas y delicadas”


En alguna ocasión (que seguramente fue la semana pasada), en el noticiero “Primero Noticias”, de Carlos Loret de Mola, el titular de este programa dijo al aire “No es la primer vez que ocurre esto”. Al principio me extrañó, e incluso creí que no había puesto atención. Días después, el error volvió a ocurrir, lo que me dio la certeza de que me encontraba ante una práctica recurrente de este comunicador. ¿Será necesario recordarle que el género y número deben corresponder cuando se nombra algo y que debe decirse la primera vez? Es una regla básica que nos enseñan en la primaria y, hasta donde tengo conocimiento, este personaje es economista por el ITAM y casi abogado por la UNAM, así que debería estar algo familiarizado con las palabras (aunque es cierto que los grados académicos jamás serán garantía de una gramática correcta, ni mucho menos de cohesión y coherencia). Si el economista en cuestión requiriera una breve explicación de en qué consiste su error (aunque lo dudo), aquí se la ofrezco. El diccionario panhispánico de dudas dicta lo siguiente respecto al uso de “primero”, “primera” y “primer”:

primero -ra1. Adjetivo ordinal que significa ‘que ocupa el primer lugar en una serie’. Se apocopa en la forma primer cuando precede a un sustantivo masculino singular, aunque entre ambos se interponga otra palabra: el primer ministro, mi primer gran amor. La apócope ante sustantivos femeninos es un arcaísmo que debe evitarse en el habla culta actual: Marca de incorrección.la primer vez.

Aunque no es este uso el motivo de la entrada de hoy, creí necesario poner al lector en antecedentes, pues esta semana, en el mismo noticiero, escuché la frase “información sensitiva”, en boca del corresponsal en Washington, Gregorio Meraz, cuando hablaba acerca de datos que no podían darse a conocer de manera prematura sin estudiar antes sus consecuencias. Y, aunque es muy común que se digan, en este espacio televisivo, barbarismos y errores de esta índole, no puedo acostumbrarme a escucharlos sin hacer una rabieta. Atribuyo error a un desafortunado calco del inglés pues, en esa lengua, sensitive information se usa con bastante frecuencia, una frase que hace referencia a aquella información que debe emplearse con cuidado. Dado que el corresponsal radica en el país vecino, es más fácil que le suceda este “resbalón” (pero tampoco lo disculpo).

Si buscamos en la RAE la definición de “sensitivo” vemos que casi todas sus acepciones se refieren a aquello que produce una reacción en los sentidos:

sensitivo, va.
(Del lat. sensus, sentido).

1. adj. Perteneciente o relativo a las sensaciones producidas en los sentidos y especialmente en la piel. Tacto, dolor sensitivo
2. adj. Capaz de sensibilidad.
3. adj. Que tiene la virtud de excitar la sensibilidad.

Si el sentido de la oración es “información que puede ocasionar reacciones en los sentidos” entonces la doy por buena, aunque, por el contexto, no es el caso.

Por otra parte, he tenido la oportunidad de reconocer en diarios y publicaciones el uso de “sensible” con la misma finalidad que “sensitivo” que es, en realidad, la capacidad de sentir o de sentirse o, en otra de sus acepciones, de ser evidente:

sensible.
(Del lat. sensibĭlis).

1. adj. Que siente, física y moralmente.
2. adj. Que puede ser conocido por medio de los sentidos.
3. adj. Perceptible, manifiesto, patente al entendimiento.
4. adj. Que causa o mueve sentimientos de pena o de dolor.
5. adj. Dicho de una persona: Que se deja llevar fácilmente del sentimiento.

De este modo, a lo que creo que este reportero quería referirse es, en todo caso, a información “delicada”.

delicado, da.
(Del lat. delicātus).

3. adj. Quebradizo, fácil de deteriorarse. Vaso, color delicado.
5. adj. Difícil, expuesto a contingencias. Punto delicado. Materia delicada.
8. adj. Sutil, agudo, ingenioso.
11. adj. Que procede con escrupulosidad o miramiento.

En fin, sirva esta entrada para recordarles que hay un sinnúmero de recursos, como la página del Fundeu o el diccionario de la RAE, disponibles en internet, que pueden sacarles de un apuro. Sólo hace falta tener la disposición de dedicar 15 o 20 segundos a buscar la entrada en ellos.

cc @CarlosLoret para su conocimiento
El crédito del cartón es de @monerohernandez publicado en La Jornada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s