Información es poder II


“Los aspectos prácticos de la traducción

o de cómo enfrentar al mundo y ganar dinero traduciendo.”

Parte II

Por Edith Verónica Luna

6. Pregunta a los expertos (o al cliente, en su defecto). Nunca te quedes con la duda. Aunque tú sabes todo lo que se necesita saber de traducción, los expertos llevan la batuta en lo que se refiere a la especialidad de la que se traduce. En ocasiones, son ellos quienes normalizan la terminología pues, son quienes trabajan de cerca con piezas, conceptos e instrumentos, entre otras cosas. Piensa que el hecho de que un traductor pregunte cómo puede resolver la traducción de cierto término deja una buena impresión y, además, el cliente se sentirá agradecido de que lo tomes en cuenta. En mi experiencia, el hecho de preguntar a un fabricante (que no era el cliente) acerca de la diferencia entre tres tipos de válvulas me valió el contrato para traducir manuales durante un año para ese fabricante.

7. Investiga. No traduzcas sin comprender. Infinidad de veces hemos visto manuales completamente incomprensibles que fueron traducidos por alguien que no tiene las bases para hacerlo, que no conoce la lengua de llegada o que simplemente no entendió la frase original. Los resultados son cómicos, por lo general, y no pasan de que el cliente no vuelva a comprar ese producto o lo devuelva, pero pensemos en la traducción de un manual para pasar corriente de un auto a otro. Si en la traducción dice que conectemos el cable negativo de un acumulador al polo negativo del otro, en lugar de conectarlo a tierra en alguna parte del carro lejos del acumulador, ocasionaremos una tragedia. Si no comprendes la oración original, recurre al punto seis y evita incendios.

8. Corrige, siempre lee el texto al final. Cuando establezcas la fecha de entrega de la traducción que te han encargado, asegúrate de dejar espacio suficiente para la revisión final del texto. Una buena traducción debe leerse con fluidez y comprenderse en su totalidad, sin ambigüedades. Algunos traductores hacen anotaciones sobre el texto que van a traducir  (en el mismo procesador de textos Word) y se olvidan de quitarlas cuando han terminado el trabajo. Evita que tu cliente lea notas como “¿Y esto qué carajo quiere decir?”. Si lees el texto final te darás cuenta de posibles inconsistencias y tendrás ocasión de corregirlas. Nunca te saltes este paso.

9. Presenta un trabajo pulcro. Pregunta a tu cliente en qué formato o soporte electrónico desea recibir el trabajo final. Si consideras desde el principio cómo entregarás el trabajo, también podrás calcular costos extra. Una traducción impresa (de volumen considerable) te ocasionará costos de tinta y papel. Si lo que quieren es un disco, pen drive o usb, deberás considerar también el costo de éstos. Ya existen distintos formatos y modalidades para enviar tu trabajo pero intenta siempre que la presentación sea excelente y recuerda que las fechas de entrega son inamovibles.

10. Tus glosarios son tu mayor tesoro. Son el resultado de tu esfuerzo y nunca sabes cuando volverás a usarlos. Actualmente, las memorias de traducción como Trados, Déjà Vu, Wordfast y otros te ayudan a almacenarlos y reutilizarlos cuando más lo necesites. No por nada existe un mercado negro de glosarios. Si lo creas a conciencia, con orden y buenas referencias de uso, te ahorrará el trabajo de investigación en futuras traducciones y tendrás oportunidad de verificar otras cosas o dedicarle más tiempo a la revisión. Si no cuentas con memorias de traducción, excel siempre será una buena herramienta.

11. ¡Profesionalízate! En cuanto tengas oportunidad titúlate, obtén tu cédula profesional, regístrate en hacienda, imprime facturas, recibos de honorarios, tarjetas de presentación. Estos son los primeros pasos para comenzar a traducir como profesional. Más adelante, podrías pensar en formar parte de alguna institución que se dedique a apoyar al gremio de los traductores, e incluso, en contratar alguna oficina virtual que te ayude a organizar tus llamadas, mensajes y encargos. Nada es tan difícil, ni caro, ni se necesita demasiado tiempo para hacerlo y todo te ayudará a alimentar tu imagen como traductor.

12. Invierte. Tus herramientas indispensables serán: un equipo de cómputo con suficiente capacidad para la ejecución de programas, los diccionarios, las impresoras, las memorias de traducción, un escáner, fax, teléfono fijo y una blackberry. Antes de que consideres comprarte un abrigo de $3000 para el “frío” de México, piensa que esa misma cantidad puedes invertirla en un escáner o un Black’s Law Dictionary. Si tienes una buena cartera de clientes y una excelente fama como traductor, no necesitarás salir de tu casa y enfrentarte al frío de la ciudad.

13. Mantente actualizado. El paso del tiempo es inexorable, cada día aparecen nuevas tecnologías y hay que intentar estar al día sin negarnos a los avances. No pierdas la oportunidad de inscribirte en cursos, congresos o talleres, el conocimiento nunca estorba y debemos ser humildes cuando se trata de aprender cosas nuevas. La gente que menos esperas tiene algo que enseñarte y puedes compartir experiencias que los van a enriquecer a ambos. Por otro lado, el cursar maestrías y, de ser posible, consiguir becas de posgrado o investigación son elementos que te ayudarán a conocer las cosas nuevas que se están haciendo en el medio. No pienses en ellos como sólo un título más que agregar a tu CV, sino como una oportunidad de conocer a otros traductores que ya llevan un buen trecho del camino andado.

Estos puntos no pretenden ser una guía obligatoria y quizá no le sirvan a todo el mundo. Los considero, simplemente, un resumen de aquello a lo que nos hemos tenido que enfrentar los traductores autónomos recién egresados y que considero puede ser de utilidad. Si encontramos en el camino que hay que hacer ajustes o modificaciones a estos 13 puntos, lo informaremos aquí mismo. Por lo pronto, el conocimiento está allá afuera, sólo hay que buscarlo. El profesional más informado es quien se queda con los mejores trabajos, los mejores puestos y el mejor salario. Tú decides.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s